Cada día tu equipo tiene disponible una ranura para el entranamiento táctico. Esta unidad se puede usar para entrenar cualquiera de las seis tácticas, el fuera de juego, o las jugadas ensayadas.

Puedes además usar una carta por día para obtener un entreno adicional de tácticas.

Jugadas ensayadas

Siempre es una buena idea entrenar jugadas ensayadas. Cuanto mejor estén entrenadas, mayor posibilidad de que una ocasión a balón parado (como por ejemplo un tiro libre) acabe en gol. Las jugadas ensayadas deben ser entrenadas lo antes posible.

Fuera de juego

La trampa del fuera de juego es una táctica muy eficaz para detener algunas de las acciones del rival en sus orígenes. Sin embargo, si el fuera de juego no está suficientemente entrenado, la trampa fallará a menudo y en esos casos los ataques tienen muchas posibilidades de acabar en gol.

La trampa del fuera de juego debería estar entrenada al 80% como mínmo antes de ser usada.

Tácticas de campo

Hay seis tácticas diferentes que tu equipo puede utilizar. Cada una de estas tácticas da una bonificación a una parte del equipo, a costa de debilitar al resto.

Los beneficios aumentan cuando la táctica está entrenada, mientras que las penalizaciones son siempre las mismas. Debido a esto, no se aconseja utilizar tácticas poco entrenadas. Una táctica debería estar entrenada alrededor de un 80% antes de ser usada. Cada táctica tiene sus usos. Antes de que decidas cuál quieres entrenar, echa un vistazo a tu equipo y a tu alineación para decidir la que se adapta mejor a tu equipo.

Selecciona la pestaña estadística de entrenamiento a la izquierda para ver la situación actual del entrenamiento de tácticas. La línea blanca vertical te muestra el umbral a partir del cual una táctica es beneficiosa.

Tactics

Presión

Al jugar con “Presión” los jugadores ofensivos participan en el trabajo defensivo presionando a los jugadores del equipo contrario en su propio campo. Así, con esta táctica, el mediocampo será reforzado también por tus delanteros y probablemente tendrás más posesión del balón. El efecto negativo es que tu delantera y defensa tendrá menos fuerza.
En números: Entrenada al 100%, los cuadrantes del centro del campo (4, 5 y 6) recibirán un bonus del 20% — los otros seis cuadrantes se verán afectados por un 7,5% de malus.

Contraataque

Con los contraataques, intentarás pasar por tu mediocampo con la mayor rapidez posible. Después de ganar la posesión del balón, los jugadores se lanzan a la ofensiva tan rápido como un rayo. La defensa y la delantera serán más fuertes, pero el mediocampo será más débil.
En números: Los cuadrantes defensivos (1, 2 y 3) y los cuadrantes ofensivos (7, 8 y 9) tendrán un 10% de bonus, pero los otros tres cuadrantes serán un 15% más débiles.

Posesión

Jugando con “posesión”, intentas poner una muy alta presión sobre tu oponente, le fuerzas a permanecer en su propio campo. Es una táctica muy ofensiva y refuerza a la delantera y al mediocampo; en cambio, la defensa será más débil.
En números: A los seis cuadrantes ofensivos del (4, 5, 6, 7, 8 y 9) se les aplica un 10% de bonus — los tres cuadrantes restantes obtienen un malus del 15%.

Ataque directo

Es una táctica bastante primitiva, ya que nadie pensará demasiado en las jugadas. Sin embargo, puede ser muy eficaz. Tan pronto como tu equipo tenga el balón, será sólo el conocido '¡Patadón y a correr!', tratando de poner el balón en la línea ofensiva. No habrá ningún tipo de juego por las bandas, pero en la zona central del campo habrá ventajas.
En números: Los cuadrantes centrales (2, 5 y 8) serán un 20% más fuertes — los otros seis cuadrantes un 7,5% más débiles.

Por las bandas

Es la táctica contraria a “Ataque directo”. Con esta táctica, se intenta utilizar todo el ancho del campo y llegar a la delantera mediante los extremos. Olvidando a los demás cuadrantes, el juego por las bandas será reforzado.
En números: Los cuatro cuadrantes laterales ofensivos (4, 6, 7 y 9) serán un 15% más fuertes — los otros cinco obtendrán un 9% de malus.

Muralla defensiva

La muralla defensiva es la táctica seleccionable más defensiva. Cada jugador permanecerá cerca de la propia línea de base y tratará de hacer frente a los delanteros tan duramente como sea posible. Por lo tanto, la defensa será mucho más fuerte y el resto será más débil.
En números: Los cuadrantes (1, 2 y 3) obtendrán una bonificación del 20% — los otros seis cuadrantes tendrán un 7,5% de malus.

Atención: No es suficiente entrenar una táctica una sola vez, tu equipo necesita mantener la táctica entrenada. Cada táctica disminuye un 1% al día. Para mantenerla necesitas entrenarla de vez en cuando, o bien usarla en los partidos. Ten siempre un ojo encima de las tácticas.